noticias

La Delegación Permanente de Cuba ante la UNESCO y el Mined, se suman a la celebración, por primera vez, este 24 de enero, del Día Internacional de la Educación.

La Delegación Permanente de Cuba ante la UNESCO se suma con gran satisfacción y entusiasmo a la celebración, por primera vez, este 24 de enero, del Día Internacional de la Educación, reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su Resolución de 73/25, del pasado 3 de diciembre. Cuba considera el reconocimiento de este Día Internacional, como un hecho de elevada significación y valor en el mundo que vivimos, donde la educación representa uno de los vehículos cruciales para alcanzar sociedades mucho más equitativas y justas, contribuir con el desarrollo pleno del ser humano, enfrentar los grandes retos de la Humanidad y el Planeta, construir la Paz y avanzar con pasos sólidos hacia las metas que nos hemos trazado con los Objetivos de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030.  

La educación constituyó una de las principales líneas de desarrollo en el país, desde el momento mismo del triunfo de la Revolución Cubana en 1959. En medio de un escenario político y económico altamente complejo, tuvo lugar la Campaña Nacional de Alfabetización en 1961, que contó con la participación de más de 250 mil voluntarios, quienes se dieron a la tarea de alfabetizar en un año a una población de analfabetos, que alcanzaba el millón de personas. A partir de ese momento, no se han detenido los esfuerzos por continuar desarrollando y elevando los niveles educacionales de la población cubana. El presupuesto invertido en educación por el Estado cubano ha figurado de manera sostenida entre los más elevados a nivel mundial. Para este 2019 se ha anunciado que Cuba invertirá el 51% de su presupuesto anual, en gastos de salud pública y educación.

La contribución de Cuba a la educación de pueblos hermanos, de diferentes continentes, ha sido y será una práctica irrenunciable, asentada ya como un valor y un principio ético y solidario del pueblo cubano. Miles de maestros cubanos a lo largo de 60 años han laborado como cooperantes de educación en países de Africa, Asia y América Latina y el Caribe; decenas de miles de jóvenes, fundamentalmente de países en desarrollo, se han formado en escuelas cubanas y alcanzado niveles universitarios. Por solo citar un ejemplo, la Escuela Latinoamericana de Medicina, fundada en el año 1999 en La Habana, a iniciativa del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, ha graduado de manera gratuita hasta hoy, a cerca de 29 mil médicos procedentes de 90 países.

El programa cubano de alfabetización “Yo sí puedo”, desarrollado desde el año 2001, ha contribuido a la alfabetización de 5 millones de personas en 28 países del mundo. Ha sido reconocido por la UNESCO por sus positivos resultados, recibiendo en el año 2006 el Premio de Alfabetización Rey Sejong de la UNESCO, otorgado al IPLAC (Instituto Pedagógico Latinoamericano y del Caribe de Cuba.

Cuba reafirma su voluntad y compromiso político de continuar invariablemente apoyando y dedicando sus mayores esfuerzos al desarrollo de una educación de calidad al alcance de todos, camino en el que no renunciará jamás a mantener extendida su mano solidaria a otros pueblos del mundo, en esta área esencial para el desarrollo de la Humanidad.

DELEGACION PERMANENTE DE CUBA ANTE LA UNESCO