Noticias

Limita el bloqueo de EE. UU. la participación de estudiantes cubanos en competencias internacionales

En el año 2020, por ejemplo, fue imposible participar en la Olimpiada Internacional de Matemática, con sede en Rusia, pues la plataforma utilizada para el desarrollo de la cita fue Zoom, cuyo uso ha sido prohibido a Cuba.

image_pdfimage_print

Tomado de periódico Granma

La participación de Cuba en olimpiadas internacionales de conocimientos es de larga data. Desde 1973, primera incursión de la Isla en estos certámenes, 719 estudiantes han competido en estas lides, que ya muestran un impresionante palmarés: 86 medallas de oro, 142 de plata y 215 de bronce, además de 68 menciones honoríficas.

Sin embargo, en los últimos años el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la Mayor de las Antillas, ha limitado la presencia de estudiantes cubanos en estas competencias internacionales.

«En el año 2020 fue imposible participar en la Olimpiada Internacional de Matemática, con sede en Rusia, pues la plataforma utilizada para el desarrollo de la cita fue Zoom, cuyo uso ha sido prohibido a Cuba, debido a la existencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos», explica el doctor Giorvys Taquechel Román, director general de Educación Media Superior del Ministerio de Educación.

El funcionario comenta, además, que en 2019 los jóvenes cubanos se vieron imposibilitados de participar en la Olimpiada Internacional de Física, realizada en Israel. «Todos sabemos que los impactos del bloqueo sobrepasan las fronteras de EE. UU. y también se manifiestan en otras partes de mundo», acota.

«En 2018 tampoco se pudo asistir a la Olimpiada Iberoamericana de Física, organizada y desarrollada en Puerto Rico, a partir de que no fue posible disponer del visado para que nuestros jóvenes participaran», puntualiza.

LAS ALIANZAS ANTE LAS DIFICULTADES

No se trata solo de los efectos del uso de una plataforma o el tema del visado. En el orden práctico, la preparación de los jóvenes sufre un daño visible por las dificultades en la disponibilidad de equipamiento.

«Se buscan alternativas y en eso apoyan los centros de investigación del Polo Científico de la capital, a los cuales les debemos mucho en todos los éxitos que se logran, pero se limita la preparación, porque no se dispone de todos los reactivos químicos, ni de equipamiento, sobre todo en Física».

El país ha presentado problemas para adquirir recursos y equipamientos que le permitan modernizar los laboratorios de Física, Química y Biología, elemento fundamental para la preparación de los estudiantes en la actividad teórica–experimental, entre ellos: reactivos químicos para los laboratorios, piezas de repuestos para los conjuntos electrónicos, por solo citar algunos.

«La preparación la completamos a partir del vínculo que hay con los centros investigativos. La Universidad de La Habana nos apoya mucho en la preparación de nuestros jóvenes. Esa integración es lo que permite sobrepasar los límites de las afectaciones que nos generan».

Igualmente la participación de estudiantes cubanos en olimpiadas internacionales de conocimientos se ve afectada por la limitación de efectivo para poder viajar a la sede de estas competiciones.

«Con mucho esfuerzo en los últimos años, hasta 2019, el país fue dedicando alrededor de 40 000 dólares anuales para participar, pero eso indudablemente nos limita. Muchas veces –cuando son eventos en Europa y en Asia– hemos tenido que viajar con un joven y su entrenador, nunca con equipo completo y eso indudablemente limita los resultados, pero aún en esas circunstancias nuestros jóvenes se han destacado sobremanera», concluye el doctor Taquechel Román.

+5