Noticias

El premio de Chabela

El premio de Chabela

image_pdfimage_print

Días antes, en el acto de inicio de curso, cuando la directora dijo que alguien de la escuela había sido premiada por su trayectoria destacada en la formación integral de los alumnos, todos adivinaron que se trataba de Chabela, y gritaron a coro su nombre. 

Ellos son Carla Beatriz y Leonardo, niños que, además de español, matemática e historia, saben querer y saben más…  Y eso tiene mucho que ver con Isabel Cobas López, Chabela, la Jefa de ciclo.

Llegué a la escuela primaria Manuel Alcolea en Nueva Gerona para que los lectores la conozcan a ella, merecedora del Premio Especial Los Zapaticos de Rosa que otorga la dirección nacional de Organización de Pioneros José Martí (OPJM); pero antes les presento a estos dos infantes, en nombre de los tantos que la sienten como un ser muy cercano, como una amiga «que siempre está con nosotros, nos llena de alegría, nos enseña mucho, nos quiere y baila bien lindo».

«El premio tiene mi nombre, pero ahí está el de los alumnos y trabajadores de Manuel Alcolea», asegura Chabela, quien llegó al centro hace 25 años para trabajar como Auxiliar Pedagógica y después se hizo Licenciada en Maestros Primarios, Máster en Ciencias de la Educación, y necesaria en las actividades pioneriles.  

Los Zapaticos de Rosa es el máximo galardón que la OPJM concede a instituciones, escuelas y maestros cuando realizan una labor relevante en la formación de niños y adolescentes. «De la Isla de la Juventud fuimos propuestos cuatro compañeros, y de ellos lo recibimos Pedro Lázaro González Valladares, director del Campamento de Exploradores y yo», responde.

«En mi caso no he hecho más que dejarme llevar por mi afición por lo que hago, donde quiera que hay una actividad con los pioneros, ahí está Chabela. Se trata de que se puede hacer mucho por la integralidad de los niños, corregir conductas para que sean mejores tanto en lo personal como en lo académico».

Chabela, de siempre, trabaja mucho, trabaja para andar. Así lo hizo durante los únicos años de su vida profesional fuera de Manuel Alcolea, cuando le dieron la tarea de dirigir el Palacio de Pioneros 15 de Mayo. «Fue del 2008 al 2011, me adapté rápido, obvio porque, igual, era relacionado con los niños, y como ya te dije para mí son muy importantes los proyectos culturales, patrióticos, deportivos y recreativos para su formación.

Leer artículo completo http://www.radiocaribe.icrt.cu/el-premio-de-chabela/

0