1

Tomado de Resumen Latinoamericano 

Con el reinicio del curso escolar los estudiantes de la Enseñanza Media tenemos grandes desafíos, entre ellos, participar en el referendo legislativo sobre el nuevo Código de las Familias, que se desarrollará el próximo 25 de septiembre, afirmó Hamlet Álvarez Aguiar, presidente de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM).

En diálogo con este diario, aseguró que ello «tiene un doble carácter para nosotros, porque la mayoría de los miembros de la organización votarán por primera vez, y es muy reconfortante hacerlo por esta norma jurídica que ha tenido en cuenta a las nuevas generaciones en su articulado».

Álvarez Aguiar recordó que en la comisión redactora del texto hubo participación juvenil y los criterios nuestros fueron escuchados también en los encuentros desarrollados en los centros estudiantiles. «A mí y a mis compañeros que nos estrenaremos en estos procesos electorales nunca se nos olvidará que lo hicimos por un Código que da más derechos a todos».

Detalló que como parte de las acciones a desarrollar en estas semanas en los grupos de la FEEM está el debate del llamamiento de la Unión de Jóvenes Comunistas para respaldar con el Sí de todos esta legislación. Igualmente, vamos a explicar la importancia del voto y cómo realizarlo, y participaremos en escuelas de padres para exponer elementos del Código donde estamos reflejados.

Autoridades de las comisiones electorales y expertos relacionados con los temas de familia nos acompañarán en estos encuentros que buscan prepararnos con mayor dominio de lo que ocurrirá en el país dentro de unas semanas, aseguró el Presidente de la FEEM.

Añadió que su aporte también contará en las mesas electorales. «A todos los convocamos a acudir, de manera consciente y responsable, a las urnas a votar por el futuro, por nuestro Código».

El próximo domingo 25 de septiembre más de 39 900 jóvenes, por llegar a la edad de 16 años, como establece la Constitución en los procesos electorales, ejercerán por vez primera su derecho al sufragio, y como todos los cubanos mediante el voto libre, igual, directo y secreto expresarán su apoyo a un texto inclusivo, democrático y humanista.

Fuente: Juventud Rebelde