Noticias

Brigada solidaria estadounidense reafirmó compromiso de respaldo a Cuba

Integrantes del Comité Nacional de la Brigada estadounidense de solidaridad Venceremos reafirmaron en La Habana su compromiso de divulgar la realidad de Cuba en su país, y presionar para el cese de la hostilidad de Washington.

image_pdfimage_print

Tomado de Radio Habana Cuba 

En diálogo con la agencia Prensa Latina, la joven activista Oyensonwu Chatoyer aseguró que ese respaldo se mantendrá mientras prevalezca el bloqueo económico, financiero y comercial, y las agresiones, reforzadas por la Casa Blanca en medio de la pandemia de la COVID-19 y de la crisis mundial derivada.

La garantía de ello está en el creciente número de jóvenes que se suman a esta iniciativa fundada en 1969, la más longeva de su tipo a nivel internacional, a través de la cual unos 75 luchadores sociales prevén visitar a Cuba a finales de 2022, apuntó.

Asimismo, el integrante más veterano del grupo visitante, Nesbit Crutchfield, denunció que su gobierno pretende, con bloqueos y sanciones, eliminar el ejemplo de soberanía y dignidad que representa la isla para el resto del mundo desde 1959.

Afirmó que esa política hostil afecta a las familias cubanas a ambos lados del estrecho de la Florida, y a los norteamericanos que ven coartados sus derechos a viajar y relacionarse con quienes deseen, por lo que exigen la normalización de las relaciones.

Para Sulan Miynarek y Rachel Ibrahimi, también jóvenes integrantes del Comité Nacional de la Brigada, el desafío de viajar a Cuba pese a las prohibiciones y amenazas del gobierno estadounidense da continuidad a la postura de los fundadores de la agrupación, y se inspira en la voluntad de resistencia de los cubanos frente a las agresiones.

El ejemplo de valentía con que Cuba enfrenta las amenazas nos motiva a desafiar las prohibiciones y apoyar una causa que consideramos justa, de ahí que unos 10 mil brigadistas Venceremos hayan viajado a Cuba desde 1970 en 50 contingentes, remarcó Chatoyer.

Desde su llegada a La Habana el 5 de enero hasta su partida la víspera, los activistas de la solidaridad estadounidenses visitaron centros de interés científico donde conocieron sobre la creación de vacunas y más de una veintena de otros medicamentos nacionales contra la Covid-19, y de las acciones del país para proteger a su población frente a esa pandemia.

También recorrieron lugares de interés histórico y social de la capital cubana, y dialogaron con pobladores de barriadas inmersas en un proceso de transformaciones para el mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes, con el apoyo de los gobiernos locales y nacional, y la participación popular. (FuentePrensa Latina).

Skip to content