noticias

En Ciego de Ávila maestra llena de voluntad y confianza

Con 67 años de edad, la profesora de Ciego de Ávila María Esther Santana Gómez permanece frente al aula con la satisfacción de ver a sus niños aprender cada día.

Con 67 años de edad, la profesora de Ciego de Ávila María Esther Santana Gómez permanece frente al aula con la satisfacción de ver a sus niños aprender cada día.

En la escuela Agustín Farabundo Martí, de la capital provincial, está esa mujer llena de arrojo y convicciones revolucionarias que tiene a la Historia de Cuba como su asignatura preferida, tras más de 50 años incorporada a la Educación.

Adoro a mis alumnos, sus saludos en la escuela y en la calle me congratulan cada día, expresa esa maestra acreedora de múltiples reconocimientos, entre estos la distinción Joya de la Pedagogía Avileña por su dedicación a la enseñanza.

Orgullosa de ser martiana y fidelista, María Esther Santana Gómez es una de las docentes queridas e imprescindibles en Ciego de Ávila y refiere que, saberse reconocida ante la sociedad, es el mayor premio que puede alcanzar un educador.