no_institucional

La historia de la Educación Técnica Profesional ha estado asociada en gran medida a la historia de la producción, constituyendo esta un factor determinante, pero no el único para su surgimiento y desarrollo, esenciales han sido también otros factores como: las necesidades de la técnica, el deseo o afán del hombre por saber, las exigencias de los avances científico – tecnológicos, las crecientes transformaciones de las fuerzas productivas, el desarrollo acelerado de la ciencia, la creciente complejidad de los fenómenos y procesos sociales, así como el papel jugado por grandes personalidades.

Cuba posee una rica tradición en este tipo de educación, donde las prácticas, las ideas, reflexiones y concepciones sobre la educación de los trabajadores ha ocupado sin dudas un lugar destacado y así lo testifican diferentes proyectos, hechos y figuras que sería imposible abarcar en este esbozo que tiene como objetivo mostrar los más significativos hitos del desarrollo de la Educación Técnica y Profesional, antecedentes prácticos y teóricos que han partido de la necesidad y realidad socio – económica del país en diferentes etapas y que se refuerza a partir de 1959 con la Primera Revolución Educacional Cubana.

Este proyecto, aunque nunca llegó a materializarse constituyó uno de los primeros aportes científico – teóricos significativos en la historia del surgimiento y desarrollo de la ETP en Cuba, donde se evidencian concepciones que hoy en día tienen plena vigencia, como, por ejemplo:

  • La fundamentación del vínculo o integración entre la preparación profesional y la realidad y necesidad del país.
  • El carácter nacional de la preparación profesional.
  • La relación entre la docencia y la investigación.
  • El vínculo o unidad entre teoría y práctica.
  • La profesionalización de los contenidos de enseñanza.
  • La concepción del profesor integral que imparte diferentes asignaturas afines.
  • La actualización científico – técnica de los contenidos.
  • La necesidad de una preparación particular, específica para los profesores de este tipo de escuela.
  • El carácter continuo de la educación, la necesidad de que el alumno aprenda a estudiar.
  • La necesidad de aplicar métodos productivos en la enseñanza.
  • La integración de la formación de profesores a la escuela politécnica, lo que pudiera considerarse un antecedente importante del proceso que hoy se propone para la formación de un profesor de nivel medio profesional en la propia escuela politécnica.

Misión, Fin, Principios y Objetivo de la Educación Técnica y Profesional

La Educación Técnica y Profesional tiene como misión: Dirigir científicamente la formación inicial y continua de la fuerza de trabajo calificada de nivel medio, así como la capacitación a la población, a través de la integración escuela politécnica y de oficios - entidad laboral, como elemento dinamizador del desarrollo económico y social del país.

parrilla

La afirmación de que este Subsistema de Educación se concibe como dinamizador del desarrollo económico y social del país se sustenta en el impacto de la formación profesional inicial y continua de los trabajadores, como fuerza productiva determinante del país, por lo que de sus resultados dependerá que el desarrollo económico y social de Cuba cobre cada vez más importancia, se active y estimule. En otro sentido la Educación Técnica y Profesional transmite dinamismo a través de sus actores y de los diferentes contextos donde tiene lugar, lo que permite lograr los propósitos definidos en los objetivos.

En la actualidad se desarrollan un total de 103 especialidades de la Educación Técnica y Profesional; de ellas 54 del nivel técnico medio y 49 correspondientes a obrero calificado.

Estas especialidades, se desarrollan en función de las necesidades territoriales; además abarcan cursos de capacitación técnica a la población, esencialmente a los trabajadores de las nuevas formas de gestión no estatal.

La tendencia futura y en la medida del comportamiento de las demandas territoriales, será la reducción de especialidades, atendiendo a lo que nos plantea el Fin del Subsistema; garantizar perfiles amplios que logren una mayor empleabilidad de los graduados.

La Educación Técnica y Profesional posee como objetivo general el de formar un profesional de nivel medio portador de una cultura general y técnico profesional integral, con una actitud consecuente ante la vida, caracterizado por su compromiso e incondicionalidad con la Revolución, reflejada en valores tales como: el patriotismo, la solidaridad humana, el colectivismo, la laboriosidad, la disciplina, la independencia y la creatividad; con dominio amplio y flexible del modelo del profesional, que le brinde la posibilidad de insertarse en la vida socioeconómica del país con los conocimientos y habilidades profesionales requeridos por la profesión, que le permita enfrentar con competencia las tareas y ocupaciones de los puestos de trabajo en continuo cambio en una esfera productiva.