Servicios especiales Servicios legales y sociales
El Centro de diagnóstico y orientación (CDO) Sistema de atención a menores con trastornos de la conducta
Proceso de orientación y seguimiento Atención a menores sin amparo familiar
Particularidades de la evaluación psicopedagógica del Centro de Diagnóstico y Orientación
Funciones de los equipos asesores provinciales del CDO
Funciones de los centros de diagnóstico y orientación municipales



Centro de diagnóstico y orientación (CDO)

En la actualidad el país cuenta con 203 Centros de Diagnóstico y Orientación (1 en cada municipio) con más 1200 especialistas, cuya misión es garantizar el proceso de diagnóstico con calidad y enfoque preventivo, mediante la orientación, seguimiento y evaluación especializada, con especialistas preparados que asesoran a los equipos metodológicos de los diferentes niveles educativos y orientan a las familias.

El diagnóstico psicopedagógico de los educandos con NEE en Cuba, es responsabilidad de los Centros de Diagnóstico y orientación (CDO), equipos multidisciplinarios integrados por seis especialistas (psicólogo, psicopedagogo, pedagogo, logopeda, psicometrista y trabajador social). El diagnóstico psicopedagógico emitido por estos centros es el único reconocido que reúne las condiciones necesarias para proceder a la ubicación de un menor en una institución de la Educación Especial.

La consolidación del carácter metodológico y preventivo de las funciones del CDO mediante acciones de asesoramiento para la dirección del proceso educativo y el vínculo de la escuela con la familia y la comunidad, con el objetivo de contribuir a elevar la calidad de la atención educativa, redimensiona la labor de los CDO en la actualidad, a partir de su influencia en todos los niveles educativos.

Los servicios básicos del CDO constituyen el sistema de actividades metodológicas, investigativas, psicopedagógicas y de orientación dirigidas a educandos, docentes, familias y otros agentes educativos en función de satisfacer necesidades y demandas. Estos son:

  • Tratamiento directo especializado
  • Sesiones de atención especializada, individual o colectiva, que ofrecen todos los especialistas de los CDO u otros –de las CAD, de instituciones educativas– con carácter sistemático, dirigidas a educandos, en orientación y seguimiento por la vía directa. Puede ser psicopedagógico, psicológico y logopédico.

  • Evaluación psicopedagógica
  • Proceso de profundización diagnóstica con carácter multidisciplinario que se realiza a los educandos que no evidencian una evolución favorable durante el proceso de orientación y seguimiento. Se caracteriza por la aplicación de métodos, instrumentos, pruebas y técnicas que permitan profundizar en las causas de las dificultades, determinar necesidades y potencialidades y proyectar estrategias de atención educativa.

  • Estudios de casos
  • Método científico (cualitativo) del proceso de diagnóstico para reflexionar, analizar e integrar los resultados obtenidos del estudio profundo del niño, adolescente o del joven. Los objetivos principales del estudio del caso son: recoger, organizar y sintetizar la información obtenida; enriquecer la caracterización realizada por los docentes; explicar y diagnosticar las características del desarrollo evolutivo de los niños, adolescentes o los jóvenes, y los posibles factores causales implicados en las necesidades educativas especiales que deben ser atendidas a partir del enfoque integral; diseñar estrategias de atención educativa integral para desarrollar las potencialidades y satisfacer sus necesidades educativas; contribuir a la superación constante y sistemática del personal docente a partir de las experiencias que se obtengan de cada caso estudiado.

  • Orientación familiar
  • Conjunto de acciones dirigidas a la capacitación de la familia para un desempeño más efectivo en el logro de sus funciones, de forma tal que garantice un crecimiento y desarrollo personal y como grupo y contribuya a mejorar la atención a los niños, adolescentes y jóvenes. Los especialistas del CDO pueden emplear variadas vías para la orientación familiar.

  • Asesoramiento a equipos metodológicos y docentes de los niveles educativos
  • Conjunto de acciones metodológicas dirigidas a la preparación de metodólogos, directivos de instituciones educativas, docentes, promotoras y ejecutoras del programa Educa a Tu Hijo en función de la identificación de señales de alerta que indiquen limitaciones en el desarrollo y la adecuada atención educativa a los educandos con NEE.

  • Elaboración resúmenes
  • Redacción de informes con la información básica de interés, contenida en los expedientes psicopedagógicos, atendiendo solicitudes de familias, organismos e instituciones que lo necesiten.




Proceso de orientación y seguimiento

La práctica del diagnóstico psicopedagógico en Cuba demuestra que el seguimiento redimensionado como labor de orientación y seguimiento, como proceso preventivo que se anticipa, enriquece el diagnóstico y le confiere carácter de proceso y no de momento.

Los especialistas de los CDO de conjunto con los diferentes niveles educativos inician un proceso de orientación y seguimiento que permite la caracterización, evaluación y diseño de estrategias encaminadas a satisfacer las necesidades de los niños, adolescentes y jóvenes partiendo de sus potencialidades, esta labor se acompaña de la información que brinda el personal médico especializado.

La orientación y seguimiento es un proceso de detección, caracterización, evaluación e intervención que se realiza a partir de la toma de decisiones con carácter preventivo y participativo y se materializa en estrategias de atención educativa y capacitación dirigidas a transformar educandos, docentes, familias y comunidad en función de alcanzar un mayor y mejor aprendizaje de cada estudiante y mayor calidad del proceso educativo.

Este proceso tiene un carácter participativo y multidisciplinario, en este se implican todos los especialistas de los CDO, metodólogos, docentes y especialistas de los niveles educativos, promotoras y ejecutoras del PETH, familiares, defectólogo comunitario, trabajadores sociales y especialistas de salud, entre otros.

El proceso de orientación y seguimiento constituye la labor sistemática que desarrollan los especialistas del CDO, de conjunto con los niveles educativos, con el objetivo de lograr una evolución satisfactoria en aquellos educandos que tienen afectaciones en la esfera cognitiva y afectiva-volitiva. La unidad indisoluble entre los especialistas del CDO, los equipos metodológicos, los directivos de las instituciones educativas, los miembros de las comisiones de apoyo al diagnóstico y otros especialistas, es el soporte para la eficiencia de esta labor, la calidad de la estrategia de atención educativa y la orientación a la familia.

La orientación y seguimiento se desarrolla mediante dos vías fundamentales: vía directa y vía indirecta. La vía directa se implementa mediante acciones específicas directamente dirigidas a los educandos por especialistas de los CDO, de las comisiones de apoyo al diagnóstico de los centros de la Educación Especial, así como por logopedas y psicopedagogos de otras instituciones educativas mediante sesiones de tratamiento directo especializado fundamentalmente.

La orientación y seguimiento por vía directa se aplica a:

  • niños de 0 a 6 años y a sus familias, de las tres modalidades de la Educación Preescolar que requieran estimulación temprana o presenten NEE;

  • educandos de 1er. grado con resultados de perfil bajo e inarmónico en el diagnóstico de preescolar;

  • educandos de 2do. y 4to. grados sin objetivos vencidos;

  • educandos repitientes de los grados 2do., 4to., 5to. y 6to.;

  • educandos incumplidores del deber 4 que no evidencian una evolución satisfactoria;

  • educandos con medidas de atención individualizada (MAI).

La vía indirecta se implementa mediante acciones de preparación y asesoramiento dirigidas a docentes, directivos, familiares y otros agentes educativos, con el objetivo de proyectar estrategias de atención educativa encaminadas a corregir las dificultades, satisfacer las necesidades y promover el desarrollo de los niños, adolescentes y jóvenes.

La orientación y seguimiento por la vía indirecta se aplica a educandos con perfil medio y alto que evidenciaron dificultades en las tareas evaluadas en el diagnóstico de preescolar, a los que no vencieron la etapa de aprestamiento, a los que tienen dificultades en el aprendizaje, que incluye a los nuevos desaprobados de todos los grados de la Educación Primaria y a los desaprobados de la Educación Secundaria Básica en tres o más asignaturas, así como a los repitientes de séptimo grado, y además a los evaluados con la categoría de Regular de primero a cuarto grado en las dos asignaturas básicas, así como los que obtengan calificación entre 60 y 70 puntos en los grados 5to. y 6to.; también se aplica a los niños, adolescentes y jóvenes con enfermedades crónicas cuya situación repercute en su desarrollo.




Particularidades de la evaluación psicopedagógica del Centro de Diagnóstico y Orientación

parrilla

Entre los elementos que garantizan la efectividad del proceso de Orientación y Seguimiento se destacan la integración entre los niveles educativos y el CDO, la calidad de las evidencias del proceso, la sistematicidad y efectividad del tratamiento directo especializado por los especialistas y el contenido de los informes que se dejan en las instituciones educativas con recomendaciones para los docentes que atienden a los menores en orientación y seguimiento.

Estas son las premisas indispensables para la evaluación psicopedagógica y cuando este engranaje fluye sobre la base de una detección temprana y oportuna, se funden los cimientos para que la etapa de profundización diagnóstica se desarrolle con calidad.

Es indiscutible contribuir, de conjunto con otros factores a la continua preparación del personal docente para lograr un mejor uso del diagnóstico como proceso en la escuela, una mejor identificación y detección de los niños, adolescentes y jóvenes con dificultades en el aprendizaje y/o el comportamiento, que requieren de atención diferenciada y especializada, con una estrategia educativa integral mejor diseñada en función de la evolución favorable de cada educando.

¿Pero qué sucede cuando se ha realizado todo un trabajo y no hay una evolución favorable del niño, adolescente y joven que está en orientación y seguimiento?

Cuando esto ocurre se coordina con la familia y la institución educativa para que el equipo multidisciplinario del CDO evalúe al menor y pueda constatar su hipótesis o impresión diagnóstica, con el objetivo de proyectar acciones dirigidas a la estimulación del desarrollo y proponer la modalidad de atención educativa más favorecedora.

Para iniciar este proceso se procede a la citación de los padres de los educandos para acudir al CDO, donde se le realizará por parte de la trabajadora social la Historia Social Familiar o Anamnesis que debe realizarse con tres o más días de antelación mediante la escuela o directamente con la familia; ese mismo día se precisa la fecha y el horario en que acudirá su hijo para que se le apliquen las diferentes técnicas e instrumentos; el menor rotará como máximo por tres especialidades, y se le citará nuevamente para concluir con el resto de los especialistas. Lo anterior indica que no debe someterse al evaluado a pasar en un mismo día por todas las especialidades y que todos los educandos no acudirán en el mismo horario al centro, lo que evitará aglomeración de familias con sus hijos, pérdida de tiempo y cansancio de los educandos; de esta manera se logrará que todo este proceso fluya de una forma amena y que la familia esté satisfecha con el servicio ofrecido.

Antes de iniciar el proceso de profundización diagnóstica con cada niño o adolescente es necesario analizar y valorar toda la información y el resumen de historicidad de la labor de orientación y seguimiento que ofrece el especialista que ha estado responsabilizado con la atención al menor y debe aparecer en el expediente psicopedagógico, anterior a todas las evidencias. Este resumen que contiene toda la evidencia acumulada de la labor de orientación y seguimiento con las principales potencialidades y necesidades, unido a la caracterización, la historia clínica, antecedentes prenatales, perinatales y postnatales y una impresión diagnóstica, permiten seleccionar y decidir con anterioridad, qué pruebas, técnicas e instrumentos se van a utilizar.

En la aplicación de las técnicas e instrumentos se debe tener en cuenta el carácter científico, individual y personalizado del diagnóstico, establecer un ambiente adecuado y ser fiel a las consignas de los test, sin apelar a la improvisación, estos son elementos necesarios para que el especialista logre determinar las potencialidades del desarrollo, las principales necesidades, los niveles de ayuda que necesita el menor para poder solucionar la tarea y transferirla a situaciones nuevas.

Los informes de cada especialista deben realizarse según lo establecido y elaborarse ante de las 48 horas siguientes a la aplicación de las pruebas, técnicas o instrumentos, y finalizan con la impresión diagnóstica. Estos informes se organizan en el expediente psicopedagógico con el orden siguiente:

  • Psicología
  • Psicometría
  • Psicopedagogía
  • Pedagogía
  • Logopedia
  • Historia social familiar

Con la participación de todos los especialistas se realiza la discusión diagnóstica, esta requiere del análisis y el debate para arribar a la conclusión diagnóstica y establecer el diagnóstico diferencial. El especialista que elaborará el informe diagnóstico debe tomar apuntes sobre todo lo discutido y seguir los elementos de la guía que tiene todo el contenido de este informe.

Después de elaborado el informe diagnóstico, este debe ser revisado y firmado por el jefe del equipo. El próximo paso será citar a la familia para comunicarle el resultado; este momento se debe desarrollar con la mayor profesionalidad posible, propiciando un clima favorable, y culminará con la firma de los participantes como constancia de que la familia recibió la conclusión y está conforme con el diagnóstico y la decisión tomada.

Un último elemento y de gran importancia es la participación en la entrega pedagógica al centro que debe recibir al menor, esta entrega se realizará en coordinación con la institución de procedencia y el especialista desempeñará su función de asesor siendo partícipe del intercambio entre el docente que entrega y el que recibe, tratando de aportar los elementos del diagnóstico y las recomendaciones correspondientes para lograr que la atención educativa las necesidades y potencialidades.

La propuesta de las modalidades de atención es responsabilidad de los equipos de los CDO en dependencia del nivel de desarrollo, las condiciones de salud y particularidades del educando, también se consideran aspectos relacionados con la familia y el territorio de residencia.




Funciones del equipo técnico asesor provincial de los CDO

  1. Aprobar las propuestas de los especialistas que integrarán los equipos de CDO municipales.

  2. Preparar, asesorar, controlar y exigir por la calidad del proceso de orientación y seguimiento que coordinan los equipos municipales, así como el diagnóstico psicopedagógico, a partir de la selección, aplicación e interpretación de los instrumentos y técnicas de evaluación.

  3. Asesorar a los equipos metodológicos provinciales de los diferentes niveles educativos, al departamento de Inspección, al Consejo de Atención a Menores, al Grupo de trabajo preventivo y al asesor de Salud Escolar con el objetivo de elevar la calidad de la atención educativa integral.

  4. Capacitar a los especialistas de los CDO municipales, mediante la realización de los grupos técnicos especializados de Psicología, Psicometría, Pedagogía, Psicopedagogía, Logopedia y Trabajo social

  5. Diseñar, planificar y ejecutar visitas especializadas, de ayuda metodológica y de inspección a los equipos municipales de los Centros de Diagnóstico y Orientación, priorizando aspectos organizativos y de contenidos, relacionados con su funcionamiento, con énfasis en los procesos: orientación y seguimiento, diagnóstico especializado y reevaluación.

  6. Evaluar a los educandos con una situación compleja, a aquellos cuyos resultados del proceso de diagnóstico genere discrepancias o inconformidad por parte de la familia, de las Comisiones de Apoyo al Diagnóstico o la institución educativa, y por otras razones que se consideren; proponer la modalidad de atención y las principales recomendaciones de conjunto con el CDO municipal correspondiente.

  7. Asesorar, ejecutar y controlar acciones relacionadas con la atención a los niños de 0 a 6 años con necesidades educativas especiales y sus familias como miembro del Grupo coordinador provincial del Programa Educa a tu Hijo.

  8. Coordinar de conjunto con el asesor de salud escolar, para asegurar desde los equipos municipales el estudio de casos, la investigación e intervención clínica en los educandos que lo requieran, sustentado en el Convenio Bilateral MINED-MINSAP de 2013.

  9. Coordinar con los especialistas de los centros de Evaluación, Atención y Orientación a Menores del MININT, de Protección a menores víctimas y de las Comisiones de Clasificación del MINSAP, la planificación de acciones conjuntas relacionadas con el perfeccionamiento del proceso de evaluación, seguimiento y atención a los menores con trastornos de la conducta, víctimas y con discapacidad intelectual severa, respectivamente; así como proyectar reuniones, talleres y eventos científicos.

  10. Cumplir con las acciones que le corresponden como miembro del grupo de trabajo preventivo provincial.

  11. Preparar y controlar a los CDO municipales en el asesoramiento a las Comisiones de Apoyo al Diagnóstico de las escuelas y círculos infantiles especiales.

  12. Asesorar y controlar a los CDO municipales en el seguimiento al diagnóstico de preescolar, la etapa de aprestamiento y al proceso de entrega pedagógica con prioridad en los educandos de 6to. grado de la Educación Primaria con dificultades en el aprendizaje, alteraciones en el comportamiento o repitientes, que continuarán estudios en la secundaria básica.

  13. Ofrecer información al jefe inmediato superior sobre el desempeño de los especialistas de los equipos municipales de los CDO en función de la evaluación profesoral.

  14. Asesorar y controlar el seguimiento de los CDO municipales al cumplimiento de las estrategias de atención educativa a los niños, adolescentes y jóvenes con necesidades educativas especiales asociadas o no a discapacidad en cualquier contexto educativo.

  15. Revisar una muestra de expedientes de los educandos evaluados en los CDO municipales y dar el visto bueno de los informes de los especialistas y del informe diagnóstico.

  16. Revisar todos los expedientes de los educandos diagnosticados con trastornos de conducta.

  17. Desarrollar investigaciones para determinar causas y tendencias de fenómenos o problemas que inciden en el desarrollo integral de los niños, adolescentes y jóvenes; lograr que los resultados de las investigaciones científicas sean publicados en diferentes fuentes y socializarlos en eventos científicos, así como asesorar a los equipos municipales para la realización de estas acciones.

  18. Elaborar documentos de contenidos diversos que contribuyan a elevar el nivel de preparación de los directivos, especialistas de los CDO municipales y docentes para la atención a la diversidad, así como asesorar a los equipos municipales para su elaboración y revisar los que estos producen.

  19. Procesar la información estadística relacionada con el trabajo del CDO en el municipio y realizar las valoraciones correspondientes.

  20. Establecer relaciones con los medios de comunicación, para la promoción y divulgación de información relacionada con los servicios que ofrece el CDO.




Funciones del Centro de Diagnóstico y Orientación municipal

  1. Planificar, coordinar, ejecutar y controlar, de conjunto con los metodólogos, grupos coordinadores del Programa Educa a tu Hijo, Comisiones de Apoyo al Diagnóstico y grupos de trabajo preventivo, el proceso de orientación y seguimiento de los educandos que se atienden por vía directa e indirecta.

  2. Asesorar a los equipos metodológicos municipales de los diferentes niveles educativos, al departamento de Inspección, al Consejo de Atención a Menores, al Grupo de trabajo preventivo y al asesor de Salud Escolar con el objetivo de elevar la calidad de la atención educativa integral.

  3. Diseñar, planificar y ejecutar visitas de orientación y seguimiento a las instituciones educativas. Participar de conjunto con los metodólogos y frentes en los diferentes tipos de visitas establecidos.

  4. Ofrecer tratamiento directo especializado a los niños, adolescentes y jóvenes en orientación y seguimiento que lo requieran.

  5. Realizar el proceso de diagnóstico psicopedagógico y remitir a diferentes especialidades médicas los niños, adolescentes y jóvenes que se investiguen, cuando sea necesario; proponer la modalidad de atención y las recomendaciones iniciales para la elaboración posterior de la estrategia de atención educativa por parte de la institución educativa.

  6. Seleccionar, aplicar e interpretar con calidad los instrumentos y técnicas de evaluación que permitan el diagnóstico psicopedagógico explicativo y desarrollador, responsabilizándose con la validez del informe diagnóstico y de los especialistas.

  7. Asesorar, ejecutar y controlar las acciones relacionadas con la atención a los niños de 0 a 6 años con necesidades educativas especiales y sus familias encaminadas a la preparación de los miembros del Grupo coordinador municipal del PETH y a promotoras de los consejos populares, así como organizar de conjunto con la Educación Especial la atención directa a los niños y sus familias, por los especialistas del CDO y otros.

  8. Desarrollar sesiones de preparación metodológica para garantizar la calidad en los servicios que ofrece el CDO.

  9. Evaluar y proponer la asignación de maestro ambulante a los educandos que lo requieran (avalado por certificado médico), de conjunto con el metodólogo del nivel educativo correspondiente.

  10. Evaluar los educandos con trastornos de conducta, presentar los resultados del estudio en la reunión de dictamen del Consejo de Atención a Menores, y participar en las convocatorias de este órgano;

  11. Preparar, asesorar y controlar a las Comisiones de Apoyo al Diagnóstico de las escuelas y círculos infantiles especiales.

  12. Asesorar a los logopedas y psicopedagogos que laboran en las instituciones educativas en función de garantizar una adecuada atención a los educandos en orientación y seguimiento.

  13. Orientar al personal que labora en los círculos infantiles mixtos y hogares de niños sin amparo familiar en las situaciones que sean necesarias o cuando estos lo soliciten.

  14. Garantizar la orientación a las familias de los niños, adolescentes y jóvenes que lo requieran.

  15. Avalar el tránsito de los educandos con diagnóstico de discapacidad intelectual hacia las escuelas de oficios y asesorar a la escuela especial para el seguimiento que debe ofrecer a este proceso.

  16. Brindar seguimiento al cumplimiento de las estrategias de atención educativa de los niños, adolescentes y jóvenes con necesidades educativas especiales asociadas o no a discapacidad en todas las modalidades de atención y niveles educativos.

  17. Brindar asesoría y seguimiento al diagnóstico de preescolar, la etapa de aprestamiento y al proceso de entrega pedagógica con prioridad en los educandos de 6to. grado de la Educación Primaria con dificultades en el aprendizaje, alteraciones en el comportamiento o repitientes, que continuarán estudios en la secundaria básica, así como participar en este proceso si resulta necesario.

  18. Establecer relaciones de trabajo con los especialistas de los Centros de Evaluación, Atención y Orientación a Menores del MININT, de los Centros de protección a menores víctimas y de las Comisiones de Clasificación del MINSAP, para el análisis de la situación de los educandos que lo requieran.

  19. Asesorar al grupo de trabajo preventivo municipal en acciones relacionadas con hechos de droga.

  20. Archivar y custodiar los expedientes psicopedagógicos de los niños, adolescentes y jóvenes con NEE asociadas o no a discapacidad que no reciben atención educativa en instituciones especiales y de los que transitan o egresan de la Educación Especial. Custodiar y garantizar la entrega correspondiente del mismo cuando se trate de traslado de municipio o provincia de conjunto con el metodólogo de la Educación Especial.

  21. Procesar, valorar y despachar con el ETAP la información estadística relacionada con el trabajo del CDO en el municipio.

  22. Actualizar y conservar la base de datos de los niños, adolescentes y jóvenes en orientación y seguimiento y el registro de control de casos.

  23. Elaborar resúmenes de los expedientes psicopedagógicos atendiendo solicitudes de familias y organismos que lo necesiten.

  24. Desarrollar investigaciones para determinar causas y tendencias de fenómenos o problemas que inciden en el desarrollo integral de los niños, adolescentes y jóvenes, lograr que los resultados de las investigaciones científicas sean publicados en diferentes fuentes y socializarlos en eventos científicos.

  25. Elaborar documentos de contenidos diversos que contribuyan a elevar el nivel de preparación de los directivos, especialistas y docentes para la atención a la diversidad.

  26. Establecer relaciones con los medios de comunicación, para la promoción y divulgación de información relacionada con los servicios que ofrece el CDO.




Hogares de menores sin amparo familiar

Los hogares de menores sin amparo familiar constituyen una expresión del humano quehacer de la Revolución en materia de atención a la niñez y de protección de sus derechos.

En 1984 el Consejo de Estado dictó el Decreto Ley 76, que en su sección primera crea una red nacional de centros de asistencia social donde alojar y atender menores de edad sin amparo familiar, donde se le proporcionan condiciones de vida que se asemejen a las de un hogar.

La atención a los menores sin amparo familiar ha sido una prioridad en la educación que ha logrado consolidar todo un sistema de acciones encaminadas a garantizar la atención integral a 340 niños/as, adolescentes y jóvenes, de ellos 177 hembras y 163 varones en 33 hogares de 6 a 18 años.

Los menores acogidos en los hogares cursarán sus estudios en los centros docentes del Sistema Nacional de Educación.

Como respuesta de la situación actual que hoy tenemos en los hogares las causas para considerar un niño/a en condiciones para ser acogidos en un hogar son:

  • Huérfanos
  • Abandonados
  • Padres reclusos
  • Padres psiquiátricos: Justificados por la comisión médica.
  • Padres alcohólicos: Avalados por la comisión médica.

Cuando el joven arribe a los 18 años los órganos locales del Poder Popular priorizarán mediante la creación de casas o albergue colectivo el alojamiento de menores o de su incorporación a la vida laboral.

Los menores, mientras permanezcan en los hogares conjuntamente con la atención médica y la educación, reciben alojamiento, alimentación, uniforme escolar, ropa de vestir y calzado.

Además, perciben un estipendio para sus gastos personales, según lo establecido por el Ministerio de Educación.

En resumen las garantías que se ofrecen son las siguientes:

  • Voluntad política de la dirección del país y participación de todos los sectores sociales.

  • Servicio de alojamiento, alimentación, salud y base material de vida gratuito.

  • Derecho a la educación y la continuidad de estudio con equidad.

  • Acompañamiento durante el proceso de acogida hasta la inserción a la vida laboral.

  • Acompañamiento por familias sustitutas durante el proceso de inserción a la vida social

  • Apoyo económico.

  • Otorgamiento de viviendas a los que arriban a la mayoría de edad.

  • Preparación profesional y de calidad a los recursos humanos.