Modalidades



Servicios



Especialidades



Publicaciones


Inicio »

Educación Especial

“mucho más que escuelas”


La Educación Especial en Cuba se muestra como una de las ideas más nobles y optimistas de Fidel y de nuestra Revolución. Los datos son un ejemplo fehaciente de los avances alcanzados. De 8 escuelas, en el año 1959 que atendían a 134 niños y 20 docentes, a la existencia en la actualidad de 357 escuelas, con 35 607 educandos y 15 278 docentes.

parrilla

La Educación Especial requiere de una didáctica para personas con necesidades educativas especiales en cualquier contexto en que se encuentren. Es una forma de enseñar, enriquecida por el empleo de todos los recursos necesarios, los apoyos, la creatividad que cada caso requiera, y enriquecedora porque conduce y transforma, desarrolla al ritmo peculiar de cada alumno, pero de manera permanente, y optimiza sus posibilidades.

La concepción actual de la Educación Especial en Cuba es el resultado de más de 55 años de ardua labor en el área de la atención educativa a los niños, adolescentes y jóvenes con necesidades educativas especiales (NEE) y de la implementación de las investigaciones cubanas de avanzada en la atención a los educandos con NEE, así como de la contextualización y aplicación creadora de los mejores modelos educativos y de los más avanzados enfoques internacionales.

Es por ello que en Cuba el universo de la Educación Especial se concibe como un sistema de instituciones educativas, modalidades de atención, recursos, servicios especiales, soportes profesionales y vías de extensión en función de los niños, adolescentes y jóvenes con NEE, sus familias, educadores y otros agentes educativos.

La Educación Especial “tiene mucho más que escuelas”. Para aportar más elementos a favor de esta idea, bastaría señalar que se cuenta con 608 maestros ambulantes para la atención a 1651 niños/as; se han creado 560 salones especiales en círculos infantiles o en escuelas especiales. Reciben la atención educativa en centros regulares 12 177 educandos en los niveles Educación primaria, Educación secundaria básica, Educación preuniversitario, Enseñanza técnica y profesional y en la Educación de jóvenes y adultos los que cuentan con el asesoramiento de maestros de apoyo y otros especialistas para la preparación correspondiente en técnicas, procedimientos, sistemas de comunicación aumentativos y alternativos y materiales educativos para estudiantes con discapacidad.

Es necesario destacar aspectos significativos que forman parte, entre otros, de esta gran obra:

parrilla

Los principales rasgos que distinguen la Educación Especial en Cuba son:

  • Cobertura de atención a la totalidad de la población escolar con necesidades educativas especiales.
  • Su proyección hacia todo el Sistema Nacional de Educación.
  • Se aplica el currículo básico de la educación general.
  • La integralidad en sus servicios.
  • El proceso educativo se desarrolla en una relación alumno–profesor que no rebasa los 12 educandos por grupo y en algunos casos es inferior.
  • Sostenido trabajo que se desarrolla con la familia y la comunidad.
  • Estrecho trabajo con las asociaciones de personas con discapacidad que existen en el país.
  • La educación especial la dirige un profesor especializado.

Para la atención educativa de los educandos con NEE contamos con profesionales especializados y de alta calificación entre los que se encuentran: maestros, psicólogos, psicopedagogos, psicoterapeuta, logopeda, rehabilitadores físicos, intérpretes de Lengua de Señas Cubana, instructores de arte, bibliotecarios, profesores de Educación Física y educadores musicales, entre otros.

La Educación Especial continúa trabajando por asegurar la atención de todos y cada uno de los niños, adolescentes y jóvenes con necesidades educativas especiales, como resultado directo de la experiencia alcanzada en estos años de ardua labor y de la interpretación y aplicación en nuestras condiciones de los más renovadores y modernos enfoques internacionales en esta materia. Ella es coherente con su propia historia y desde sus inicios prevalecieron los enfoques humanistas y optimistas.